Guillo de Viaje | Travel | Tienda de Viajes

El Parque de la Uva – La nueva atracción al norte del Valle del Cauca

parque de la uva

El Parque Nacional de la Uva es una de las nuevas atracciones para visitar en el Valle del Cauca. Situado en toda la entrada del municipio de La Unión, viniendo en la ruta desde Roldanillo, recorriendo el departamento en dirección norte. En Colombia son famosos otros parques temáticos, en especial los del Quindío, tal y como lo son el Parque Nacional del Café, Parque Los Arrieros o Panaca. Pues bien, este es algo por el estilo aunque en un fase mucho más inicial. Valoro mucho la iniciativa y aunque sé que aún está comenzando, es una visita que se puede hacer con la familia y amigos, en un parche más bien suave, relajado. Un lugar donde se quiere tener un poco más de contacto con la cultura del norte del Valle del Cauca, donde se mezclan los cultivos de caña, frutas, café y por supuesto, los parrales de Uva.

Parque de la Uva

Parque de la Uva

El recorrido tiene varias etapas donde vas conociendo diferentes «mundos» relacionados con la vid, el cultivo de uva, pero también vas viendo cosas de horticultura, cultura ganadera, exposición de caballos, pájaros y especies menores. Podrás alimentar cabras y conejos, relajarte en un jardín zen, apreciar un show de caballos y sus chalanes, y hasta podrás ver un pequeño zoologico. Todo esto sumado a la nueva atracción para los más extremos: el zip raider. Quizás la tirolina más larga de latinoamérica. En este otro post están los detalles de esta nueva y emocionante atracción.

La visita incluye, por $18.000 pesos, el recorrido del parque. Si pagas $21.000 podrás visitar también la fábrica de Grajales que permite conocer un poco más el proceso del vino de esta tradicional familia vinícola. Cualquiera de estas dos opciones permiten hacer uso del zip raider por $12.ooo pesos adicionales. En conclusión, con un total de $33.000 pesos colombianos (algo cercano a los US 15 dólares) podrás disfrutar de todo lo que el parque tiene para ofrecer (por ahora).

El recorrido comienza con la vid, caminando entre parrales, entre diferentes tipos de uva. Los cultivos varían de acuerdo a la época en la que visites el parque. En algunos casos se ven los racimos de uvas muy cargados y provocativos.

La Vid

La Vid

Luego pasamos al Mundo del Trapiche, donde veremos un antiguo y verdadero trapiche, muchos dulces y frutos derivamos de la caña de azúcar y por supuesto un pequeño cañaduzal. Lo mejor es tomarse un delicioso guarapo bien frío.

El Mundo del Trapiche

Un guarapo bien frío para el calor

El recorrido sigue por un pequeño bosque y un lago con múltiples aves, patos y gansos. Muy bonito, mucho verde, mucha naturaleza.

Los gansos en el lago

Los gansos en el lago

Tras seguir unos cuantos pasos más llegamos al mundo de café. Aquí nos cuentan un poco del proceso de la molienda del café, vemos algunas de las máquinas con las que se realiza dicho proceso y por supuesto, podemos degustar de una buena taza de café y comer algunos dulces con sabor a nuestra tierra.

Una deliciosa taza de café

Una deliciosa taza de café

Nos encontramos luego con las avestruces. Estas gigantescas aves no dejan de sorprendernos. Corren a velocidades sorprendentes y son muy fotogénicas. Siempre posando para la foto.

Posen para la foto

Posen para la foto

Luego nos cuentan un poco sobre las diferentes especies de ganado, desde el local criollo hasta los diferentes especímenes provenientes de la India o de América del Norte. Algunos son muy grandes y con pesos que superan la tonelada, otras son calmadas y amigables, hay de todo.

Mundo Bovino

Mundo Bovino

Otra parte interesante del recorrido es el mundo equino. Aquí podremos ver sendos sementales, caballos de paso y un show de chalanería donde vemos con esplendor la belleza de estas bestias.

Mundo Equino

Mundo Equino

El recorrido se torna más divertido cuando te encuentras con las especies menores como conejos, chivos, ovejas, cabras, gallinas, entre otras. Por solo $1.000 pesos te dan una bolsita de alimento para que se lo des a los animalitos que enloquecen un poco.

Alimentando a los animalitos

Alimentando a los animalitos

Cerca a finalizar hay una pausa en el camino. Un jardín zen en mitad de los terrenos que con sus fuentes en bambú y su piedra blanca nos dejan un espacio para relajarnos un rato, descansar y encontrarnos con nuestros pensamientos. Es como un oasis en medio de animales, cultivos y un calor cálido pero sofocante.

Jardín Zen

Jardín Zen

Para los más extremos, antes de terminar el recorrido pueden vivir una experiencia con mucha adrenalina. Justo en la entrada al zoológico está la taquilla para comprar el derecho a la tirada en el zip raider, novedosa y emocionante atracción. Vale la pena porque volar sobre los hermosos paisajes de esta tierra a más de 90 kilómetros por hora es una sensación única. Vale la pena 100%.

zip raider

zip raider

Por último, se puede ir a la plaza central del parque a comer alguito o a comprar uno que otro souvenir. La verdad no encontré nada que me llamara la atención, ni siquiera pude encontrar un imán para mi colección. Deberían mejorar en ese aspecto. Lo que sí recomiendo es tomar bien sea una limonada de mango biche súper fría (eviten echarle leche condensada) o un granizado de uva isabella. Ambas opciones son geniales.

Aquí termina el recorrido dentro del parque en sí. Los que pagaron el adicional para ir a la fábrica, pueden esperar un rato a que la van vaya por uds y los lleve. En la fábrica se conoce el proceso del vino, se visitan las cavas y se degusta esta bebida mágica en diferentes estados. También te dan un pequeño racimo de uvas para disfrutar del fruto de la vid.

Fábrica Grajales

Fábrica Grajales

Finalizamos así entonces un ameno recorrido por este singular parque que poco a poco se convertirá en un atracción muy interesante en el Valle del Cauca. Una alternativa más para recorrer el norte del Valle del Cauca y visitar la tierra de la uva.

About author View all posts

Guillo

Apasionado de la tecnología, las redes sociales, el cine y los viajes. Viajar es una de mis principales motivaciones para vivir, siempre estoy pensando en mi próximo destino.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat