Guillo de Viaje | Travel | Tienda de Viajes

La Catedral de Sal de Zipaquirá: primera maravilla de Colombia

Si vas a Bogotá, aparte de recorrer el centro, La Candelaria, el cerro de Monserrate, el palacio de Gobierno y todos sus históricos museos, tal vez algo que todos los locales te dirán que debes conocer es, sin duda, La Catedral de Sal de Zipaquirá. Este particular pueblito del departamento de Cundinamarca, aparte de su atractivo colonial, su plaza y sus iglesias, es la casa de la denominada «primera maravilla de Colombia«. Y no es para menos. Digamos que minas de sal encuentras en diferentes lugares de Colombia y el mundo. Digamos que catedrales, hay miles alrededor del mundo católico, cada una mejor que la otra. Pero una catedral construida en una mina de sal a 180 metros bajo tierra, eso, eso NO lo encuentras en ningún otro lugar y es lo que hace tan especial este maravilloso destino colombiano.

El recorrido es guiado y se hace aproximadamente en 2 horas. Tiempo suficiente para recorrer los atractivos del lugar. Hay otras actividades adicionales que vale la pena hacer si cuentas con más tiempo, como el museo de la salmuera, un city tour en tren, la ruta del minero (esta es muy recomendada).

El recorrido se inicia pasando por la Plaza del Minero donde hay plazoleta de comidas y venta de artesanías locales.

Sigues posteriormente al túnel donde ya notas que entrarás a las profundidades de una mina y tu descenso será gradual, poco a poco vas bajando y llegando casi a 200 metros bajo tierra.

Entrada a la mina de sal

Entrada a la mina de sal

Lo primero que harás con el recorrido guiado es aprender algunos datos interesantes sobre la sal, sobre la construcción de la mina, la operación de la misma y uno que otro tip interesante. A tus lados verás la sal en su manifestación natural. Si quieres probarla, hazlo.

VÍA CRUCIS

Luego seguirás con un recorrido con un corte religioso. Se visitan 12 estaciones con esculturas de cruces hechas en sal que representan el vía crucis, que como su nombre en latín lo dice, es la representación del camino hacia la cruz realizado por Jesús por allá en los momentos que partía la historia del mundo en dos. Independiente si eres religioso o católico, es un recorrido interesante pues la mezcla entre las ingeniosas cruces, las luces y el lugar en donde estás, le da un toque a «baticueva» que querrás seguir explorando.

 

Luego del vía crucis, el recorrido ya es libre. Llegarás a la muestra comercial donde podrás comprar de todo un poco. Incluso esmeraldas, las mejores del mundo. Si tu presupuesto no está para esto, también hay toda clase de souvenirs, artesanías, camisetas. Si el recorrido te ha abierto el apetito, también hay algunos lugares para comprar comida o tomarte un café.

Otras atracciones que puedes visitar son:

  • Show de luces: ideal para descansar un rato, ver hacia la parte superior de la mina y observar un creativo despliegue de leds que forman figuras, banderas y demás. Está bien, aunque al rato comienza a marear.
  • Película en 3D: aquí también puedes descansar un poco y aprender sobre el origen de la mina y una que otra cosa interesante.
  • Espejo de agua: es una pileta con agua salada que da la apariencia de ser tan cristalina que estuvieras viendo claramente las profundidades de una cueva, cuando en realidad estás viendo el reflejo de la parte superior. Es una linda ilusión óptica que estimula tu imaginación.

LA CATEDRAL

Por supuesto, el principal lugar el cual debes visitar es donde se encuentra la catedral como tal. Es una bóveda gigante donde encontrarás las sillas de una iglesia católica tradicional, con la diferencia que en el altar verás una cruz gigante con otra gran ilusión óptica pues precisamente NO HAY cruz. Lo que hay es un hueco tallado en forma de cruz. Con el manejo de luces y sombras pareciera que es una cruz pero no lo es y esto es bien llamativo.

En la parte de atrás encontrás en el suelo un representación tallada de «La Creación de Adán» de Miguel Angel, vale la pena verla.

 

 

IMAG0078 copia

La Catedral de Sal, Zipaquirá

180 metros bajo tierra Una publicación compartida de Guillermo Enciso (@genciso1981) el

LA EXPERIENCIA DEL MINERO

Adicional al recorrido normal, te recomiendo hacer «la ruta del minero». Es un recorrido temático donde serás minero por una hora. Te dan casco de seguridad, linterna y toda la indumentaria. Te llevarán por algunos pasajes escondidos dentro de la mina. En algunos estarás completamente a oscuras en donde el trabajo en equipo y la increíble capacidad de nuestros sentidos a adaptarse a la oscuridad absoluta guiarán tu camino. Te darán pica para que, como buen minero, trabajes y saques unos buenos trozos de sal y te ganes tu «salario» pues antes el pago se les hacía en sal y de ahí sale la palabrita que nos nos bendice cada 15 días a la gran mayoría de mortales. Muy recomendada esta experiencia.

¿Cómo llegar?

Si vas en carro particular, solo sal por la autopista hacia el norte, vía Chía, y sigue tu camino. Hay buena señalización. Dependiendo del tráfico, debes llegar en 1 hora aproximadamente.

Si vas en transporte público, llega a la estación Portal del Norte del Transmilenio. Sal y en la misma estación encuentras múltiples buses y colectivos intermunicipales. Busca el que te lleve a Zipaquirá. Una vez en el pueblo, seguramente estarás cerca a la plaza. Aprovecha para conocer el lugar. Luego pregunta a cualquier local, no hay forma de perder el camino.

¿Cuánto cuesta?

Los valores de la entrada dependen de qué opciones escojas, si eres adulto o menor de edad, si eres colombiano o extranjero. A Abril de 2017 estás son las tarifas varían entre $30.000 y $40.000 para nacionales y entre $50.000 y $60.000 para extranjeros (algo así como US 20).

Para más información visita el sitio web oficial: https://www.catedraldesal.gov.co/

Definitivamente es un lugar que todos los colombianos y extranjeros deben visitar. Es uno de los principales atractivos de Cundinamarca, así que recuerda incluirlo cuando estés de paso por la capital colombiana.

About author View all posts

Guillo

Apasionado de la tecnología, las redes sociales, el cine y los viajes. Viajar es una de mis principales motivaciones para vivir, siempre estoy pensando en mi próximo destino.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat