Guillo de Viaje | Travel | Tienda de Viajes

La Miel: cruzando la frontera entre Colombia y Panamá

Colombia limita con varios países alrededor de su geografía. Tal vez las fronteras más conocidas son los límites con Venezuela y con Ecuador. En éstas hay retenes militares y mucho control de lado y lado. Pero también tenemos otras fronteras mucho más tranquilas donde nos separa un línea invisible, donde se respira paz y armonía entre países hermanos. Por un lado, tenemos la frontera con Brasil, en el último rincón al sur de Colombia entre Leticia (Colombia) y Tabatinga (Brasil). También tenemos frontera con Perú, a través de la Amazonía.

La última frontera terrestre es quizás la menos conocida de todas pues, a diferencia de otras, es completamente peatonal, solo puede cruzarse caminando y es el límite entre dos paraísos tropicales caribeños, la frontera con Panamá. Esta frontera la encontramos en la selva del Darién, entre el departamento del Chocó, en la región de Sapzurro y La Miel, la primera población panameña que nos encontramos.

Para llegar acá solamente hay que subir unas 200 escaleras caminando desde Sapzurro. Una vez llegamos a la cima, encontraremos un puesto militar muy tranquilo y las banderas de las repúblicas hermanas de Colombia y Panamá. De entrada te ofrece una vista increíble y esa es la mejor bienvenida que puedan darte.

Luego de descender unas cuantas escaleras, te encuentras con La Miel, que es un caserío pequeño y tranquilo. Me causó curiosidad ver instalaciones de teléfonos públicos (que obvio ya no funcionan) pero que hace años no veía.

Caminando un poco te encuentras con una estación militar panameña muy organizada y con jardines muy agradables. Ya estás muy cerca de la playa.

La playa que te encontrarás se llama «Playa Blanca» (original el nombre, jaja, creo que todos los países costeros tienen una playa que se llama así). Este lugar es increíble, es tranquilo, con una vista hermosa del mar caribe. Playas de arenas doradas y brillantes, y mar turquesa. Al fondo a la derecha verás el muelle, que le da un toque especial al panorama. Encontrarás varios restaurantes playeros de comida típica local. Aquí te recomiendo los patacones con cigua (una especie de caracol) que es la especialidad. Obvio, a tomarse unas cervecitas panameñas para el calor o por qué no, un coco loco o una piña colada. Delicioso.

Si caminas un poco más en dirección al muelle, llegarás al duty free. La verdad yo ni entré porque no iba en plan de compras, pero puede ser una buena idea para comprar dulces, licores, perfumes y algunas otras cosas que pueden estar un poco más barato. O mejor te tomas una foto en el letrero que hay al frente jeje (así hice yo).

Welcome to Panamá #lamiel #panama #playa #beach #relax #sol #arena #mar #Travel #traveling #instatravel #travelgram #viajar #viajando #viajes #viajeros

Una publicación compartida de Guillermo Enciso (@genciso1981) el

Al lado derecho del duty free vas a ver otra playa que se llama La Blanquita. Aquí verás muy en lo alto una bandera panameña que decora el paisaje en medio de hamacas y la arena. Lindo lugar para descansar y pasar la tarde.

Recomendación: ten en cuenta que el paso de la frontera se cierra a las 6 pm, por lo cual más o menos a las 5 pm te piden que vayas regresando de nuevo en el camino de vuelta. Si no, ya no puedes ingresar de nuevo a Colombia (Sapzurro) por ese lado y tendrás que irte en lancha para volver por mar. No siempre hay lanchas y tal vez conseguir una a última hora te pueda salir caro. Así que mejor aprovecha el día y devuélvete a las 5pm. Puedes terminar de pasar los últimos vestigios de la tarde en el paradisíaco Sapzurro.

Pues bien, aquí sin querer queriendo un paseo por el Golfo de Urabá toma un tinte internacional. Disfrutar de las playas de La Miel es algo que definitivamente debes hacer si estás por estos lados de Colombia, en tu visita a Capurganá o Sapzurro. No te pierdas esta oportunidad y disfruta del sol y la playa de la hermosa Panamá.

                              

About author View all posts

Guillo

Apasionado de la tecnología, las redes sociales, el cine y los viajes. Viajar es una de mis principales motivaciones para vivir, siempre estoy pensando en mi próximo destino.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat