Guillo de Viaje | Travel | Tienda de Viajes

Reserva Natural San Cipriano: mucho más que un río 100% cristalino

San Cipriano

La Reserva Natural San Cipriano sigue siendo uno de los destinos «secretos» del Valle del Cauca y una de sus grandes joyas escondidas. Es un lugar que tiene personalidad, tiene encanto, tiene magia. No es «sólo ir al río», no. No es un río cualquiera. Es un río 100% cristalino como pocos, con charcos que van desde los 3 a 12 (o más) metros de profundidad. Así como es de increíble, así mismo hay que respetarlo porque sus aguas son cálidas pero pueden ser traicioneras. Sin embargo, si se disfruta del lugar con las normas de seguridad y con un poco de sentido común, la experiencia será increíble. Además de sus aguas refrescantes y transparentes, San Cipriano es mucho más. Aquí les cuento un poco sobre la experiencia en mi segunda visita a este lugar en donde, además del río, descubrimos también algunos senderos ecológicos y sus increíbles (aunque algo escondidas) cascadas.

Llegada a San Cipriano, en brujitas

Cuando digo que no es «solo un río» lo digo en serio. Porque antes de llegar a la reserva como tal, hay que abordar en la población de Córdoba, las populares «brujitas«. Este medio de transporte autóctono y particular de la zona es la única vía de acceso y abordarlos es toda una aventura. Son estructuras simples de madera con unas sillas que van sobre el ferrocarril impulsados por una motocicleta. Antes eran impulsadas por tracción humana. Lo de las motos ha sido un gran evolución al sistema. Incluso ahora tienen carpas para la lluvia pues es una zona de altísima pluviosidad. El trayecto dura unos 15 minutos hasta llegar a la entrada de la reserva donde sigue la aventura.

Cascada del Amor

En esta visita queríamos conocer las cascadas, razón por la cual emprendimos una caminata por el sendero principal buscando la desviación que nos llevaría a la Cascada (o recinto) del Amor.

Después de un caminata corta de 10-15 minutos llegamos a este particular charco con una pequeña cascada cuya agua baja lentamente por las piedras. Es un lugar ideal para refrescarse y descansar un rato. No es muy grande, por lo cual recomiendo ir en un grupo no mayor a 10 personas para que lo disfruten mejor.

Cascada del Amor

Cascada del Amor

A la vuelta, muy cerca de la cascada, encuentras otro charco, más profundo y más grande donde también recomiendo pasar un rato y lanzarse desde la roca al agua, disfrutando del río como se debe. Ojo, tiene unos 3 metros, no es muy hondo pero requiere que sepas nadar bien.

Cascada La Ventiadora

Para ir a esta cascada es necesario devolverse al camino principal y descender por la entrada de Charco Oscuro. Atraviesas el río y sigues el camino que hay al otro extremo. En este trayecto comienza una caminata aproximadamente de 40 minutos por selva húmeda tropical. La vegetación que verás es increíble. Si estás muy atento podrás ver curiosos insectos, anfibios, reptiles, muchas aves y quizás alguno que otro animal en su hábitat natural.

La caminata incluye charcos (rivering), zonas con mucho lodo, fango, subidas, bajadas. De todo un poco. No se requiere ser experto senderista pero sí estar atento al camino e ir a buen ritmo. El calor se hace presente con mucha humedad. La sentirás. La recompensa es precisamente la cascada llamada La Ventiadora porque debajo de ella pasa una corriente de aire que refresca y enfría el lugar. El charco es profundo, genial para nadar pero con precaución. Debajo de la cascada hay unas rocas en donde te puedes parar (3 a 4 personas) para tirarte al charco o simplemente ver caer el agua, relajarte y disfrutar del lugar. Los minutos parecen segundos aquí. Se pasa el tiempo volando. Vale la pena totalmente visitarla aunque sólo recomiendo ir con guía o con alguien que realmente conozca el camino porque la selva es de respeto y perderse en ella es muy fácil.

Cascada La Ventiadora

Cascada La Ventiadora

Después de conocer las cascadas seguimos el camino de nuevo a los charcos y a lo que vinimos: a nadar, disfrutar del río, del agua cristalina y cálida y por supuesto, hacer tubing.

Tubing por los charcos del río San Cipriano

El famoso «tubing» consiste en hacer el descenso por el río en neumáticos y dejarse llevar por las corrientes. La recomendación es subir al último charco y comenzar el descenso. Entre charco y charco hay algunos rápidos que son muy disfrutables y le dan un poco de adrenalina al paseo. Luego vuelves a aguas muy calmadas donde literalmente puedes descansar y hasta dormir un rato. Son espacios perfectos para charlar con tus amigos o para hacer avistamiento de flora y fauna mientras el río te va llevando. Esta experiencia suele cambiar dependiendo del nivel de las aguas y la temporada pues así mismo será más calmada o más rápida, pero en ambos casos se disfruta a su manera. Si deseas, puedes parar en algunos charcos y nadar un rato. Muy recomendado.

 

Descenso por el río haciendo "tubing"

Descenso por el río haciendo «tubing»

Aunque la aventura es increíble y el día se te pasa volando, no descuides la hora de salida. La última brujita que te lleva de nuevo a la «civilización» sale a las 6 p.m. Si te demoras más tienes dos opciones: pasar una noche en los alojamientos que ofrecen los locales o caminar un muuuuuy buen rato sobre la carrilera, lo que no te recomiendo para nada pues es un camino peligroso para transitar a pie así que mejor devuélvete a tiempo 🙂

Estas son algunas recomendaciones básicas que debes tener en cuenta y los costos (a Febrero 2017) fijos que debes considerar.

Recomendaciones

  • Qué llevar: no mucho, vas a estar en río y estarás mojado todo el tiempo, empaca lo menos posible. Lleva bloqueador solar, repelente para insectos, traje de baño y un cambio de ropa para cuando vayas a devolverte. Lleva todo el bolsas plásticas dentro de tu maleta pues llueve constantemente y además estarás en río y en selva súper húmeda. Lleva dinero en efectivo para pagar por líquidos, comida, artesanías, bebidas locales (biche, arrechón), entre otras. Si tienes cámara resistente al agua, genial, sino, lleva tu celular en bolsas de plástico con cierre hermético.
  • Precaución: siempre utiliza chaleco salvavidas no importa si sabes nadar muy bien. Son charcos profundos con corrientes subactuáticas que podrían jugarte una mala pasada. Es mejor prevenir.
  • Caminatas: ve siempre con guías locales o personas que conozcan el camino. No es buena idea perderse en la selva, créeme.

Costos

  • Transporte Cali-Córdoba-Cali: el valor aproximado en bus intermunicipal son $22.000 COP cada trayecto, es decir, $44.000 COP ida y vuelta. Puede salir más económico si vienes con un grupo grande.
  • Brujitas Córdoba-San Cipriano-Córdoba: valor fijo de $9.000 COP ($4.500 COP el trayecto).
  • Entrada a la reserva: tiene un costo fijo de $3.000 COP.
  • Almuerzo: aproximadamente cuesta $11.000 COP pero depende en dónde y qué comas. Puedes llevar también tu propia comida (sandwich, wraps, atún o similares).
  • Tubing: para hacer tubing necesitas alquilar el neumático y el chaleco salvavidas, esto tiene un costo de $5.000 COP
  • Otros: seguramente te antojarás de una oblea, una cocada, una cerveza o quizás lo que acuerdes con el guía local para que te lleve a las cascadas, así que no está de mal considerar al menos $20.000 a $30.000 adicionales.Podría decir que un pasadía completo aquí tiene un costo aproximado de $80.000 – $100.000 pesos colombianos dependiendo de lo que comas / almuerces y de lo que hagas en el lugar (caminatas, cascadas, tubing).

Mi última recomendación es que contrates los servicios de una agencia si quieres ir sin ninguna preocupación, con mayor seguridad, con seguro de accidentes, botiquín, cuerdas salvavidas, con guía acompañante especializado que aparte de asistirte en todo lo que necesites, te ayudará a dirigir el paseo, cumplir los horarios y te contará un poco sobre la historia del lugar, de la flora y la fauna y otros datos muy interesantes de esta zona geográfica. Además, te incluye siempre chalecos salvavidas y lo que necesites para que estés siempre seguro. La agencia con la que recomiendo ir es Viajes CHE, una empresa vallecaucana que hace turismo ecológico, responsable y social. No se trata solo de ir de «paseo», también puedes aprender a cuidar el entorno y ayudar a las personas de la comunidad, de ahí su enfoque social y responsable, su gran diferenciador. Pueden contactarlos al 300 839 0810 o en su página web o página de facebook. 100% recomendados.

                        

About author View all posts

Guillo

Apasionado de la tecnología, las redes sociales, el cine y los viajes. Viajar es una de mis principales motivaciones para vivir, siempre estoy pensando en mi próximo destino.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat